Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 20 de mayo de 2016

Katatonia - The Fall Of Hearts (2016)



1. Takeover (7:09)
2. Serein (4:46)
3. Old Heart Falls (4:22)
4. Decima (4:46)
5. Sanction (5:07)
6. Residual (6:54)
7. Serac (7:25)
8. Last Song Before The Fade (5:01)
9. Shifts (4:54)
10. The Night Subscriber (6:10)
11. Pale Flag (4:23)
12. Passer (6:25)



Bue... como un completo extraño me dispongo a volver al ruedo ya que me volvió a picar el bicho del escribir otra vez y contar un poco sobre la enorme cantidad de discos que han salido en este último tiempo en el que me ausenté.
Para hacerlo como se debe, se me ocurrió traerles uno recién sacado del horno, el último trabajo de los suecos de Katatonia que una vez me ha dejado perplejo.
"The Fall Of Hearts" viene a ser la conjunción de lo que se vino haciendo en los últimos tres discos siguiendo una impronta más bien progresiva, contra aquellos discos viejos en los que el tinte principal era el doom.
El inicio no podría ser mejor. "Takeover" nos salta encima con una mística progresiva ambiental al estilo "Communion And The Oracle" de Symphony X o  bien "The One You Are Looking For Is Not Here" de su anterior obra pero con la voz de Jonas como de costumbre. 
Luego se sigue esa misma esencia pero la cosa se va poniendo más pesada y donde todo se decora con voces y rulos progresivos que nos van transladando a distintos escenarios. Un tema muy dinámico y pegadizo que con seguridad la gente disfrutará mucho cada vez que suene en vivo.
Para seguir en línea con mi resumen hecho en los primeros párrafos de la crítica, nos topamos con "Serein", el cual fue uno de los primeros cortes que pudimos escuchar del disco y que a mi gustó no le sentó tan bien. Este tema vuelve al doom menos técnico y "estribillero" de las primeras piezas de la discografía de la banda. Creo que hay un marcado esfuerzo de la banda en este disco por contentar a todo su público, y creo que lo conseguirán. "Old Fall Hearts" es el tercero en cuestión, y es uno de los temas que inicia con la identidad que tanto le conocemos a la banda. No obstante el minutero corre, la cosa se va poniendo más intrincada y desemboca en un pegadizo estribillo. 
En líneas generales diría que es un tema símil al anterior. 
Dando otro paso hacia adelante, llega "Decima" con un arpegio de guitarra acústica, algo que no le recuerdo a la banda desde temas como "Omerta". A lo largo del disco nos encontraremos con una mayor presencia de instrumentos que no venían siendo tan comunes en los suecos. Diría que este tema es una muestra más de que la banda se sintió muy cómoda con reversiones de sus propios temas como en "Sanctitude" y habrán querido sacarle el jugo a la experiencia ganada luego de aquel gran recital, realmente les sienta muy bien.
Dejando un buen ítem de lado, llegamos a otro de mis favoritos del disco, el cual fue bautizado "Residual". El inicio nuevamente vuelve a ser cautivador in-extremis y excelentemente producido. El trabajo de Nystrom y Ojerson en guitarras se vuelve destacable desde la producción de melodías pegadizas que perfectamente acompañan al tema, "Shift" será confidente con esto que les digo. En particular "Residual" como canción es un vaivén constante de decibeles donde, como es usual, Renske se vuelve a llevar las palmas.
"Serac" había sido otro de los cortes que pudimos oír antes del release, y en lo personal me había llevado un gran gusto con ese tema. De destacar en éste, es el hecho de poseer un lindo solo de guitarra, cosa que tampoco es común en la banda. 
Largos momentos del disco me trajeron a mi amado Opeth a mente, motivo por el cual difícilmente desencantarme. Esa gran virtud de pasar desde el mayor de los quilombos y terminar con un susurro y una triste melodía es una característica que también destaca en Katatonia y que además disco tras disco la pulen un poco más y de esto también "Last Song Before The Fade" también es testigo.
Por último, comentaré "The Night Suscriber" el cual, una vez más, atrapa muchísimo con su intro progresiva y místico sonido. Pasado el primer cuarto de su duración, la cosa vuelve a girar 180º y se vuelve agresiva, saliendo a flote sobre uno de los mayores fuertes del grupo: sus estribillos. 
Si bien el disco es cambiante dentro de cada tema, uno tiene bien reconocido el sonido de la banda y esto raramente suelo verlo como una virtud, pero en Katatonia si, pero el mero hecho de tratarse de una única en su especie. 
En el mes de septiembre el grupo estará visitando Argentina por segunda vez (si no me equivoco) y como es de costumbre, estaré ahí en primera fila disfrutando este enorme grupo de Doom Metal Progresivo.
Puntaje: 9