Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 24 de junio de 2013

Steven Wilson - The Raven That Refused to Sing (2013)



1. Luminol (12:10)
2. Drive Home (7:37)
3. The Holy Drinker (10:13)
4. The Pin Drop (5:03)
5. The Watchmaker (11:43)
6. The Raven That Refused To Sing (7:57)


Bueno, otra de las críticas adeudadas es ésta que les traigo... lamentablemente los discos se me amontonan y la universidad cada vez me complica más el poder subir algo con frecuencia, pido disculpas y paciencia a mis lectores, tengo fe que vendrán tiempos mejores.
Lo que aquí les presento, es otro cuadro pintado sobre el salón de obras maestras que expone el genio viejo y conocido de Steven Wilson, esta vez en su proyecto solista.
Debo admitir que fuí critico hacia el en sus obras anteriores como "Insurgents" ya que no terminaba de dar en el clavo con su propuesta, que a priori no era tan alejada de la expuesta en Porcupine Tree. Luego de haber escuchado "Voyage 34", "Fear of a Blank Planet", "In Absentia", "Lightbulb Sun" y tantos otros discos de éste erudito de la música, siento que jamás deja de sorprenderme. 

En esta ocasión,  Wilson pone sobre la mesa el rock progresivo tan propio en su sello que ha sabido compartir con bandas como Opeth en "Damnation". El plato principal es un poco de lo que mejor sabe, supo y sabrá hacer: CANCIONES; y como postre, algunas de las melodias mas fantasticas que he oído jamas. Una muestra de esto ultimo es "The Raven That Refused to Sing", canción que da nombre al disco y también es el encargado de cerrarlo. Podría extender toda éste review hablando sólo de esta canción porque solo ella hace falta para considerar a este ejemplar como un verdadero discazo... El poder de transmitir que posee la música del inglés se resume en esta oda. 
En lineas generales es un disco de Rock Progresivo muy cercano a Spock's Beard, Transatlantic o cualquiera de los muchos proyectos que ha realizado otro genio como Neal Morse. 

El mayor mérito en esta ocasión se lo atribuyo en el hecho de incluir nuevos instrumentos a su firma, lo cual significa que el tipo sigue creciendo, algo que suena difícil dada la extensa discografía que posee a la fecha. El sonido del disco desde lo literal es de los más pulido que he escuchado últimamente,  donde uno debe detenerse en los detalles, en las voces que salen del audífono izquierdo o del derecho, en los delicados arreglos de piano o guitarra que se suceden uno tras otro desde el principio hasta el fin. Me ha gustado mucho "Drive Home" por tratarse un tema más de Porcupine Tree (sumando a Harrison y toda la banda) que lo hecho en solitario por Steven, pero mas aún que este último, deliré con "The Watchmaker" influenciado en gran parte por el hermoso coreado de las voces a mitad del tema. 
En fin, Steven Wilson es uno de los genios de la epoca y nada del tipo debe escapar a nuestros oídos. A ésta altura una garantía asegurada de calidad. Indispensable!
Puntaje: 9

(No pueden publicarse enlaces en ésta entrada)






jueves, 6 de junio de 2013

Twelve Foot Ninja - Silent Machine (2012)



1. Coming For You (3:05) 
2. Kingdom (3:42) 
3. Mother Sky (4:16) 
4. Shuriken (3:21) 
5. Vanguard (2:54) 
6. Deluge (4:29) 
7. Liberation (3:13) 
8. Silent Machine (4:17) 
9. Rogue (3:50) 
10. Myth Of Progress (3:40) 
11. Ain't That A Bitch (4:41) 
12. Luna (3:42) 


Twelve Foot Ninja es con seguridad la banda con la propuesta más original que he escuchado al menos en los últimos 3 años.
Éste quinteto australiano que ya he destacado anteriormente en éste espacio con su EP Smoke Bomb!, me ha sorprendido con su versatilidad en cuanto a géneros. Que quiero decir con ésto?: Quiero decir que banda te pasa del metal más extremo al estilo Pantera con las guitarras de Dimebag Darrell (Q.E.P.D) a un pop melódico que yendo un poco al otro extremo podría ser cantado por los Backstreet Boys, que aunque odie nombrar éstos grupos que nada tienen que ver con el sitio, será necesario en la construcción de una opinión sobre ésta banda.

No obstante, esta relación que pareciera absurda de dos bandas que cualquier persona que las haya escuchado sabe que son el agua y el aceite, es la que vuelve la propuesta de éstos tipos tan interesante y musicalmente rica. 
Añadir además que no solo los alternados se dan contra el pop, sino también contra un reggae al estilo SOJA, funk, música disco a lo BeeGees, jazz, etc; y de esta forma poniendo una cucharada de cada cosa sobre un plato cargado con un virtuosismo experimental muy alto. 
Vale aclarar que en su definición y, por una cuestión de preponderancia sobre los estilos citados, Twelve Foot Ninja es una banda Hardcore con muchísimos tintes del Djent en sus riffs. Es decir, bases muy rebuscadas en tiempos pero con una distorsión de las filosas que suelen estar presentes en el Hardcore o el Metal Extremo.
Piensen en los australianos como Fear Factory, con riffs mas progresivos (Messhugah seria una mejor aproximación), y los excéntricos géneros adjuntos que les comente antes. Posiblemente ésta definición sea la que más les permita dilucidar la música de los canguros. Esta claro que en una banda con estos matices, lo mas destacable es el grado experimental que posee al podes alternar generos tan disimeles entre si. Todas estas descripciones previas se fundamentas con el solo hecho de poner 'play' en el reproductor y dar paso a "Coming For You" para entender por completo la rebuscada propuesta que tienen estos tipos. Pueden ver el video y reírse un rato. Si algo han demostrado por encima de sus dotes musicales es el atributo de ser una banda con un gran sentido del humor. 

Volviendo a la crítica del disco, debo decir que por momentos me hayé en un punto en donde sentí que el "sonar", es decir, la esencia de la banda se percibe algo repetitiva. Salvo al final del disco, con "Ain't That My Bitch" y "Luna" (una de las que mas me ha gustado junto con la que da nombre al disco "Silent Machine") siempre se atino a ser mas metal que jazz, fusion o cualquier otro de los estilos menos preponderantes en la propuesta del grupo.
En definitiva, lejos de ser una crítica, trato de expresar cuales fueron las distintas sensaciones que me llevé al escuchar éste disco. 
Twelve Foot Ninja es una banda con un gran crecimiento... "The Silent Machine" ha sido recibido como una entrega final luego de las 2 ofrendas previas en forma de EP. 
Banda recomendada in extremis... Insisto una vez más: La propuesta más original que escuché en muchísimo tiempo. Tardé mucho tiempo en comentarlo, pero más vale tarde, pero seguro. 
Puntaje: 9